El español a la cabeza

El Bulletin pasa revista a la situación de la lengua española en Reino Unido con Ignacio Peyró, director del Instituto Cervantes en Londres

Ignacio Peyró en la sede del Instituto Cervantes © Rita Á. Tudela

Por Alfredo Benito

El pasado mes de junio el estudio anual sobre las lenguas extranjeras que publica Language Trends –con el apoyo del British Council mostraba que, por primera vez en la historia, el español había superado al francés en el número de alumnos que habían realizado los exámenes de A-level. Un aumento de más del 5% frente al año anterior. Ese mismo informe apuntaba que si la tendencia seguía siendo la misma, en 2030 el español se convertiría en la lengua extranjera más popular en el Reino Unido. Unos meses más tarde, la Joint Council for Qualifications confirmaba la misma tendencia al mostrar que en el verano de 2020, el número de candidatos al examen de español fue de 8707 alumnos, frente a los 8263 de francés o los 2849 de alemán.

De todos esos asuntos hemos conversado -vía Zoom, como no podía ser de otra manera- con el director del Instituto Cervantes en Londres, Ignacio Peyró, una tarea que desde julio de 2017 comparte con su vocación periodística y literaria. Por ejemplo, su último libro, Ya sentarás cabeza. Cuando fuimos periodistas (2006-2011), está cosechando inmejorables críticas de la prensa especializada en España.

Aunque los datos sobre el estudio del español en Reino Unido no pueden ser mejores, la situación provocada por la pandemia y el escenario post Brexit son amenazas claras a esta positiva tendencia. Asuntos, por tanto, de máxima actualidad que estuvieron encima de la mesa en nuestra conversación para el Bulletin of Advanced Spanish en una fría mañana del invierno londinense. 

BAS: ¿Cómo está viviendo y sufriendo la institución que usted dirige esta pandemia y todos sus efectos?

Ignacio Peyró: Desde marzo del año pasado hemos tenido que hacer un esfuerzo muy grande y muy rápido para pasar a tener las clases por Internet. Eso se hizo con un enorme esfuerzo de todo el personal del Instituto Cervantes y con una gran complicidad, debo decirlo, por parte de los alumnos que viene inspirada, obviamente porque esta es una ciudad muy conectada. Pero también porque se vio muy pronto una respuesta sólida. Nosotros tenemos firmado como institución una licencia con Zoom y nos va muy bien, y también aprovechando la experiencia de uno de nuestros profesores hemos sacado un curso para mejorar las competencias docentes en el entorno digital. Hemos visto que no cuesta seguir estudiando el idioma, pero sí cuesta un poco más empezar, sobre todo si es desde cero.

Desde que hace 30 años el Instituto Cervantes se definió como tal, hemos visto que el crecimiento es permanente. Por ejemplo, 2018 y 2019 fueron años récord”

BAS: ¿Ha habido un descenso en la demanda de estudios de español debido al Covid, y no sé si también al Brexit? ¿Qué planes tiene el Instituto Cervantes para mitigar esa posible caída?

IP: Desde que hace 30 años el Instituto Cervantes se definió como tal, hemos visto que el crecimiento es permanente. Por ejemplo, 2018 y 2019 fueron años récord. Este año que acaba de terminar toda la red ha experimentado una bajada de ingresos porque hemos podido hacer menos exámenes DELE, SIELE y también menos pruebas de nacionalidad. Y también ha habido un pequeño bajón en la matriculación, pero las previsiones negativas que teníamos en marzo y abril no se han materializado y hemos visto que según avanzaba el año ha habido un repunte. La situación se está normalizando de alguna manera.

BAS: Quería ahondar en un concepto que es el del “turismo idiomático”, al cual se refería usted en un artículo suyo en nuestro Bulletin of Advanced Spanish en 2018. Hablaba entonces de él como una de las fortalezas de España y de su cultura. ¿Cómo puede afectar a ese tipo de turismo a medio plazo lo que estamos viviendo con la pandemia? ¿Piensa que volverán los turistas de inmediato cuando sea posible o habrá un periodo de transición en el que impere la prudencia o el miedo?

IP: Creo que vemos en esta pandemia constantes que son de la naturaleza humana, el exceso de confianza, por ejemplo. Somos seres sociables, a la gente se le hace muy difícil prescindir de su vida social, así que yo creo que en cuanto se pueda los turistas volverán a España. Eso en relación con el turista normal. En cuanto al turista idiomático, en principio es alguien que necesita un tiempo, va para semanas o incluso meses. Las academias, las universidades en España te ofrecen ese plus enorme que es estar en un lugar que te garantiza una inmersión total en la cultura, en un ambiente hispano hablante. Es obvio que esto se ha perdido y hasta que no se recupere un horizonte donde aun con medidas de seguridad tengas la certeza de que no te va a pasar nada, de que vas a poder volver a tu país con tranquilidad, hasta entonces, no volverá cierta normalidad. Y sí que quería decir que es muy importante el turismo idiomático por el tipo de perfil de gente que es: gente con inquietud por la cultura, por la lengua, gente si no joven, con la suficiente jovialidad para ponerse esos retos de aprender o dominar una lengua nueva. Es un turismo clave para intentar revitalizar el turismo de interior también.

Es la primera vez en más de medio milenio, posiblemente, en que el español es la primera lengua extranjera”

BAS: En los últimos años es difícil no sentir alegría -como profesor de español y como español también- por los enormes avances que está teniendo el estudio de la lengua española en el sistema educativo británico. ¿Cuál diría usted que es la foto fija actual y qué proporción de escuelas están ofreciendo ahora mismo el español como primera lengua extranjera?

Ignacio Peyró © Rita Á. Tudela

IP: Yo recuerdo ir a dar una charla a uno de estos grandes colegios fundados en tiempos inmemoriales y me dijeron “aquí la primera lengua ya es el español”. No voy a decir qué colegio es, pero es uno de los que estáis pensando. Y yo me dije, es la primera vez en más de medio milenio, posiblemente, en que el español es la primera lengua extranjera y eso te hace pensar que hay una inercia de la demografía que favorece de alguna manera al español. En un país acostumbrado a pensar globalmente como es el Reino Unido, tradicionalmente no se tenía muy en cuenta al mundo hispanohablante. Sus prioridades estratégicas por la historia, por los vínculos comerciales del antiguo Imperio, eran distintas. Sin embargo, ahora se ven en la necesidad de abrirse a ese mundo. Y luego también, el mundo hispanohablante tiene una presencia cultural muy creciente, sobre todo en la cultura popular. Y eso lo acerca mucho a la gente. De tal manera que cada vez es más natural que se estudie el español. Hay que tener en cuenta que se venía de un escenario en el que la gente aquí, al igual que en España donde se habla también un idioma global, era remisa a aprender nuevas lenguas. Y la lengua que se hablaba con gran esfuerzo era el francés, que había sido durante siglos la lengua de la cultura, de la diplomacia y que demostraba una cierta crianza. Y que además como era difícil pues uno podía mostrar ese estatus. Bueno, las cosas han cambiado y en menos de una generación el español ahora mismo es el primero en la Universidad, es el primero en Secundaria en Inglaterra y esto ha pasado de forma muy rápida. Hay una mayoría de escuelas en Primaria que también lo ofrecen. El gran problema que se tiene es la falta de formación del profesorado -muchos enseñan español y francés, pero no conocen perfectamente los dos idiomas- y sobre todo que la situación de los profesores no refleja la demanda del alumnado. Todavía hay muchos profesores de otras lenguas que siguen ahí, que seguramente estarán reciclándose, pero que no han podido ser sustituidos por profesores de español.

BAS: En su opinión, ¿es tan solo una tendencia pasajera o va a tener un recorrido de futuro importante?

IP: No se sabe cómo será el futuro, pero yo creo que esto va a ir a más, al menos hasta donde se puede ver. Pero más que el español esté muy bien, el problema es que todas las lenguas están medio mal. Es verdad que en comparación el español crece y que las otras decrecen. Estaría muy bien que hubiese más énfasis en la docencia de lenguas extranjeras y que hubiese un acceso más igualitario para que no sean un marcador social y que los niños, vengan de donde vengan, tengan acceso a esa educación.

El mundo hispanohablante tiene una presencia cultural muy creciente, sobre todo en la cultura popular”

BAS: Otro problema añadido es que aquellos alumnos que eligen estudiar ciencias en los A-levels y a los que les gustaría escoger además alguna lengua se encuentran con muchas dificultades a la hora de que su futura Universidad tenga en cuenta las calificaciones obtenidas en la lengua extranjera y por ello muchos alumnos deciden abandonar la asignatura. ¿Cree que este tipo de situaciones también están penalizando el estudio de las lenguas?

IP: El número de A-levels en español, aunque por primera vez desde hace dos años es la lengua más estudiada, es ridículo frente a la cantidad de gente que lo podría estudiar. Yo creo que hay dos razones: una, las tasas universitarias son más caras y los alumnos van a lo que entienden que es más práctico y además el hecho de que los exámenes oficiales como el DELF o el DELE no tengan un reconocimiento equivalente, porque entonces el alumno podría plantearse hacer el DELE y seguir con sus asignaturas normales.

BAS: Hablando de aspectos curriculares, en el syllabus de los estudios de español en Reino Unido, ¿se debería ampliar el horizonte hacia el estudio de aspectos relacionados con Latinoamérica o es lógico que haya una mayoría de contenidos relacionados con España?

IP: Yo creo que el español realmente es una lengua muy homogénea y el Instituto Cervantes también lo reconoce así, porque emplea alrededor del mundo a profesores de muchas nacionalidades. Quizás aquí en Reino Unido por la distancia geográfica hay más españoles, pero te aseguro que en Albuquerque en Nuevo Mexico son de otros orígenes. Por ejemplo, hay hispanistas que trabajan a Borges y también trabajan a Cervantes. Dentro de la diversidad hay un núcleo muy común. Siempre digo que un pastor en Soria y uno en el altiplano andino hablan la misma lengua y se pueden entender.

Estaría muy bien que hubiese más énfasis en la docencia de lenguas extranjeras y que hubiese un acceso más igualitario”

BAS: Siguiendo con temas curriculares, no sé si le molesta especialmente o le parece un acierto que en los A-levels se centre casi todo en las obras de Lorca o la Guerra Civil y a veces algo de Almodóvar, y no se aborden temas u obras más recientes o más diversos.

IP: Yo lo que creo que ha habido es un cierto abandono de repertorio clásico, pero es algo que también pasa en España. En cuanto a lo demás, tenemos unos grandes iconos y creo que es mejor tenerlos que no tener nada. Hay que pensar que la mirada de Gran Bretaña a España es una mirada condicionada por la historia, por la visión de los viajeros del siglo XIX y luego por cómo en el Reino Unido la Guerra Civil se vivió como un asunto de política nacional. Eso obviamente está ahí. Hombre, personalmente preferiría diversificar la atención, pero creo que eso se va haciendo poco a poco. La imagen de España en las últimas décadas y el conocimiento del país ha mejorado mucho. Hay que compararse no con lo que podríamos ser sino con de dónde venimos.

La lengua más recomendable para el futuro de la Gran Bretaña del ya Brexit es el español”

BAS: Ya ha mencionado algunos elementos, pero ¿cómo se podría mejorar la enseñanza del español aquí en Reino Unido? ¿Cuáles son los retos más grandes a los que se enfrenta la docencia de nuestra lengua?

IP: Creo que sobre todo formar a los profesores y luego que en los colegios haya una apuesta más clara por las lenguas extranjeras, no solo por el español. Precisamente en un escenario post Brexit sería muy interesante. El propio British Council lo ha dicho. Ha dicho que la lengua más recomendable para el futuro de la Gran Bretaña del ya Brexit es el español.

BAS: ¿O sea que este escenario post Brexit podría ser no una desventaja sino incluso impulsar y afectar positivamente al estudio del español?

IP: Bueno, eso espero. Sería lo suyo realmente. De hecho, es lo que recomiendan y en mi opinión sería muy interesante, claro.